17.9.11

Corredores Agro-Eléctricos

Subterritorios.net tiene un firme compromiso por estar fuera de la noticia, por eso he dejado pasar unos cuantos meses desde la publicación de los proyectos resultantes del interesante y anómalo concurso One Prize, y que nos sirve para retomar la sección "Agritectura: Bajo el asfalto está la huerta". Uno de los proyectos seleccionados era el  desarrollado por Drew Adams, Fadi Masoud, Karen May, Denise C. Pinto, Jameson Skaife, equipo de la Universidad de Toronto.
El concurso pedía propuestas de estrategias productivas en entornos urbanos. Ellos desarrollaron un proyecto de hibridación entre infraestructuras y explotación agrícola. Detectaron  la desaparición de terreno agrícola en Toronto debido a la especulación resultante del aumento de precio del suelo, así como la posibilidad de crear un gran corredor agrícola exento de especulación a través del suelo ocupado por las líneas eléctricas. 

Este nuevo uso generaría, respecto a las eléctricas, un conflicto de intereses en lo referido a los usos del suelo, por lo que el proyecto propone un nuevo formato de propiedad compartida ante esta controversia: derechos de uso del suelo (cultivo) y derechos de uso del aire (transferencia de electricidad).
El proyecto por tanto generaba una red estratégica de cultivos, cuyas especies de plantación vendrían definidas por la demanda de la ciudad de Toronto.

Con este proyecto se buscaba generar un aumento de la producción agrícola de Toronto, fuertemente dependiente de la importación y así reducir los efectos de los transportes de gran distancia.
 

De la misma manera, el cambio del uso del suelo generaría situaciones inusuales en los espacio del entorno de las líneas de alta tensión, por lo que el proyecto proponía nuevos usos mixtos  entre vivienda, industria, ganadería y agricultura, articulados por una agro avenida.