10.3.12

"El Covañón". Sofisticación Low-Tech

Existe una antigua dicotomía de los arquitectos entre los modelos sociales que sus arquitecturas proponen, y las arquitecturas de sus propios modelos de producción en sus estudios profesionales.  Del mismo modo, no es muy común ver que alguno de los arquitectos que ilustran las diferentes opciones arquitectónicas, habite espacios que, ni mucho menos, se acerque a las propuestas que ellos mismo desarrollan. Esta dicotomía entre los arquitectos, sus arquitecturas, y los espacios que habitan, es parte activa de la crisis existencial que atraviesa la disciplina.
Le Corbusier y "Le Cabanon"
“El Covañón”, en referencia al “Le Cabanon” de Le Corbusier, donde el arquitecto suizo pasaba los veranos y donde investigó y aplicó ideas sobre el modulor y la vivienda mínima consigo mismo,  y como síntesis de la clásica bipolaridad entre La Cueva y La Cabaña, es un proyecto de experimentación cotidiana, disciplinar y vivencial. Un proyecto ontológico e iniciático en el que llevar a cabo posicionamientos disciplinares atravesando la domesticidad. Una cueva en el Barranco del Abogado(*) se convierte en un campo de pruebas en continuo estado de experimentación parlamentaria entre la habitabilidad y su entorno medioambiental.

Esquema general del COVAÑÓN

Cercado y nivelación de la terminación de palets
Experimento de relación cueva-jardín


>>ORIENTACIÓN Y GEOMETRÍA
La orientación y la geometría interior son dos aspectos fundamentales e interelacionados en los criterios de ubicación y construcción de una cueva. Si estos son adecuados pueden permitir que el soleamiento de invierno llegue a penetrar en las estancias interiores directamente o mediante reflejos generados por su geometría y materiales. Del mismo modos se puede conseguir que en los meses estivales el interior de la cueva esté a resguado de la radiación. En este aspecto juega un papel fundamental el ajardinamiento que puede ayudar a mejorar las condiciones térmicas con su floresta y deshoje.
>>INERCIA TÉRMICA
La  gran dimensión (entre 2 y 9 m) de sección de tierra compacta como cubierta de la cueva proporciona una alta inercia térmica. Esta caracteristica permite que la masa de tierra que va calentando el verano vaya penetrando en la sección a lo largo de los meses. Este calor es trasmitido al interior en los meses de Invierno. De la misma manera los meses de Invierno, la masa de tierra se va enfriando, y transmite este fresco al interior en los meses estivales


Cubierta natural
La piel interior












  

(*). La cueva mencionada es una rehabilitación realizada por M. Porras.