14.4.12

Mokattan:La Ciudad de la Basura

El pasado Jueves 12 de Abril, Jorge Dragón visitó la Facultad de Bellas Artes de Granada para dar la conferencia "S.T. [...serían territorios de las preguntas]", invitado por el proyecto en proceso de gestación LAB-TT (Laboratorio de Territorios en Transformación). En ella nos habló de diferentes trabajos realizados por artistas, más concretamente fotógrafos, sobre la idea de los bordes o los procesos territoriales en transformación, como son Francisco  Gómez, Xavier Ribas, Raymond Depardon, Jason Larkin, Sze Tsung Leong, Gabriele Basilico o Bas Princen. Sobre el mismo Bas Princen, me sorprendieron sus fotografías sobre el barrio de la colina de Mokattan en El Cairo, no tanto por las fotografías en sí (tiene algunas más interesantes), si no por la potencia de la historia de este barrio.
Barrio copto de Mokattan, El Cairo (Por Bas Princen)

Este barrio del Cairo está poblado por la minoría cristiana copta, que está especializada en la recogida de basura de la ciudad, de ahí que esta minoría afectada por una política local de discriminación religiosa, sea conocida como Zabbaleen, algo así como "colectores de basura". Debatíamos en la sesión del pasado jueves, en relación a esta y otras historias urbanas, como se producen economías locales invisibles o ilegales sobre partes de las necesidades que la falta o exceso de regulación permitían, o los casos, que por este mismo motivo se producían translaciones de algunos procesos de producción inevitables en la cultura de la obsolescencia programada contémporánea, como aquella que translada todo el residuo tecnológico global hasta centro áfrica. En este caso, la brutal masa de desperdicio del El Cairo recae sobre un barrio especializado, semejante a los barrios artesanales o las juderías, en el que los coptos concnetran en su barrio procesos de almacenaje y tratamiento de la basura.

Proceso de tratamiento (por Alexande Heilner)
Es evidente que esta forma de producción, autoabastecimiento y reciclaje deriva en ciertos problemas higiénicos, como la epidemia en el ganado porcino, ya que alimentaban a los cerdos por los residuos orgánicos de la basura. Pero mayor que estos problemas, ha sido la privatización en El Cairo de la recogida de basuras, impidiendo a este barrio continuar con su labor especializada, pero paradójicamente, al igual que pasa con las ferreterías y carpinterías en la que sus empleados acaban yendo a trabajar a Leroy Merlin, esta empresas de recogida de basuras subcontratan los servicios a los coptos, aunque por menos de los que conseguían en la situación previa a la privatización.

Barrio copto de Mokattan, El Cairo (Por Bas Princen)
Arquitecturas recicladas
El barrio se caracteriza por una mezcla de ocupación de bloques a medio terminar y tecnologías autocontruidas a partir de la materia de la propia basura. Por otro lado, el proceso de tratamiento y selacción de los residuos, hace que las montañas de basura ocupen las cubiertas, casas y patios, aunque con cierto caracter de orden y selección, como el los estantes de un gran almacén. No se sabe si por el escándalo que supone públicamente este barrio (actualmente es uno de los lugares de peregrinaje turístico), o por mera labor caritativa, diferentes asociaciones y hermandades cristianas europeas han llevado a cabo diferentes proyectos de contrucción de escuelas y centros de salud en el barrio. Pero parece haber uno que ha dado un resultado especialmente atractivo, en el que se han donado diferentes telares a asociaciones de mujeres del barrio,que ya anteriormente se encargaban de mantener ciertos margenes higiénicos en las calles, y ahora les ha permitido reciclar gran cantidad de material textil en una nueva producción de tejidos que son actualmente una de las potencias económicas de la zona.

Cierto orden de los Zaballen en el barrio de Mokattan (vía: quiltingcrazy.blogspot.com)
Proceso de reciclaje mediante telares (vía: quiltingcrazy.blogspot.com)
Productos resultantes del proceso de reciclaje (vía: quiltingcrazy.blogspot.com)
Resulta dificil hacer juicios de valor sobre los procesos que en este barrio tengan lugar, tanto por resultar colonialista al juzgarlos, y buenista, incrédulo e hipócrita al considerarlos positivamente, pero no deja de encerrar cierta majestuosidad y belleza ciberpunk como una masa social completa llega a especializarse de esta manera, sobre todo teniendo en cuenta que no se trata de una función con un horario delimitado, organizado y desvinculado del resto de la sociedad, sino que se trata de un sistema de producción entorno a la basura que atraviesa un territorio completo, desde la domesticidad, al espacio público y las alianzas sociales.