14.11.17

Arquitectura Dispuesta (I): Corral y Patio

Del 7 de Noviembre al 15 de Diciembre se llevará a cabo la exposición Arquitectura Dispuesta: Preposiciones Cotidianas, comisariada por Marta Pelegrín, Fernando Pérez, Plácido González y  Weijia Tian, donde GRX exponemos algunos dos de nuestros proyectos: Corral y Patio y Coworking en San Pedro de Álcántara. Esta exposición nos ha forzado a generar una narración que estaba sepulta bajo las imágenes arquitectónicas y que por tanto tiene más que ver con la sección Arquitectura Sin Arquitectos que con una obra de autor.




Corral y Patio. GRX Arquitectos.









El cascaborra: el castigo a lo urbano como tradición.
El Patrimonio Doméstico. El imaginario colectivo deviene paisaje.
Existe una forma de entender el patrimonio como el valor histórico de la relevancia artística o histórica de las cosas. Pero hay otro patrimonio, el del valor de los artesanal y sentimental, un patrimonio de lo cotidiano.
El proyecto se desarrolla en Puebla de Don Fadrique la norte de la provincia de Granada, un territorio considerado como una de las "puertas de Andalucía" por su localización de cruce entre Castilla, Murcia y Andalucía. La historia del pueblo, ligada a la expansión cristiana sobre Al-Andalus, construye sus tradiciones sobre la imposición del nuevo régimen cristiano sobre el islámico. En una de sus tradiciones, los "cascaborras" protegen a la virgen en su proceso de recaudación sobre las gentes del campo, bajo la amenza de "cascaborrazo" ante el impago. Esta especie de policía recaudatoria, casualmente introduce una decoración figurativa vegetal, relacionada con las ornamentación de los santos.
El cascaborra, como símbolo del enfrentamiento entre naturaleza y ciudad.

De alguna forma los trajes tradicionales adquieren condición de paisajes en si mismos, capturando la esencia paisajística del entorno rural, una reordinación de la naturaleza como representación de los cuerpos de adoctrinamiento y control.  Al dibujarlos como ejercicio de puesta en valor, se descubre esta relación con lo que se producía al dibujar el contexto, una suerte de relaciones directas entre la arquitectura como símbolo de la presencia humana, que a través de su blancura, permite destacar su entorno natural.
El contexto redibujado.


El proyecto, fuertemente ligado a los recuerdos de infancia y la relación proximidad entre la localización del proyecto y su contexto cultural. A partir de dibujar lo existente para convertirlo en un elementos transformable y como lugar transformable, y por tanto navegar entre el respeto a lo representado y su  editabilidad. 


Usos previos a la reforma e intervención en el patio que evoluciona hacia otras pequeñas intervenciones.

El proyecto surge de la voluntad antes de morir del abuelo: "hay que cerrar el patio". Una idea que rondaba su cabeza hacía años, la seguridad de la casa, competencia suya, flaqueaba por un patio desde que se podía entrar a cualquier rincón de la casa. La familia, tras el fallecimiento del abuelo, decide de una vez poner solución al problema, y dónde solo se quería cerrar un patio, surgen nuevas oportunidades y pequeñas intervenciones dirigidas hacia recuperar espacios perdidos de la casa. 



La edición de lo desechado
El primer trabajo desarrollado fue una medición exhaustiva de los espacios y las cosas, catalogando una serie de elementos que encerraban la belleza de usos desconocidos y localizaciones borrosas en la memoria: puntales, contrafuertes, rejas, ventanas, piedras, muebles, vigas, etc... que si bien parecían inútiles, algo había en estos objetos que habían sobrevivido a la lumbre y la basura. El simple hecho de dibujarlos les permitía cobrar nueva vida, la memoria familiar se recuperaba y comenzaban a recordarse su finalidad y localizaciones originales, y este ejercicio hacía a la familia ser conscientes de su propia historia, de su propio patrimonio cultural.


Catalogado de ventanas, que vuelve a instalarse por diferentes lugares de la casa. 


Diseño para el cerramiento del patio. 






Arar el espacio:
Los objetos catalogados comienzan a dar ideas de intervención, donde recolocarse o nuevos usos reciclados. El trabajo de proyecto se convierte en un workshop familiar, en una lluvia de ideas donde todos opinan y el consenso se convierte en la forma de proyectar:

- El nuevo suelo debe no incluir escalones, por la abuela, y unir las cotas de una vieja casa se convierte en un proyecto en sí mismo. Para su implantación aparecen restos de unas antiguas tinajas que servirán para iluminar la nueva bodega.
-El nuevo ventanal busca un equilibrio entre soleamiento, capacidad de ser limpiado con facilidad, aislamiento y registrabilidad. La necesidad de entrada y salida de un perro se convierte en necesidad.
- Una gran piedra parece perfecta para proteger el nuevo suelo de hormigón pulido, y para apoyar la lumbre para cocinar.
-El corral del patio parece inservible, y las tejas de su demolición se recuperan para hacer una bodega en el antiguo trigal. Con el vacío del nuevo patio aparece el deseo de dejar crecer un vergel, un "jardín en movimiento" como lo llama Gilles Clement.
-Una bañera antigua, una vieja pila, un retrete desechado y un ojo de buey parecen necesarios para acondicionar un nuevo baño en lo que era la marranera, que mejor localización.

Intervenciones de reciclaje y desplazamiento.







El proyecto abandona toda vocación de transcendencia o innovación formal arquitectónica para introducirse en el valor de las texturas reconocibles, las formas del contexto rural en continuidad con el resto de la casa. Esta forma de intervenir provoca formas de relacionarse entre las personas y los espacio informalmente, recogiendo las justa luz de Andalucía para poder comer en agosto sin cortinas ni persianas, que una pequeña rampa se convierta en el lugar de juego favorito de los niños pequeños, que una tarima sea un buen estudio de pintura o un comedor.

Patio como "Jardín en Movimiento"
El patio como transición.


Los sueños se articulan de recuerdos, imágenes y las sensaciones y sentimientos asociados a ellos. De la misma manera, los objetos cotidianos, texturas, luces y materias aparecen en el proyecto como elementos de un imaginario familiar. Se puede considerar el éxito del proyecto que la abuela, con problemas de memoria y que directamente enferma cuando no reconoce a las personas o los lugares, reconoce perfectamente el espacio a pesar de estar totalmente transformado, y mira a través de la ventana preguntándose "que le ha pasado a su casa, que estando tan hermosa, sigue siendo mi casa".


Corral y Patio (GRX Arquitectos)


Proyecto: Corral y Patio
Localización: Puebla de Don Fadrique (Granada)
Autores: Carlos Gor, Álvaro Gor y José Luis Concha (GRX Arquitectos)
Colaboradores: Agustín Gor,  Maribel Fernández
Más en GRX Arquitectos